GAD Parroquial

rendicion.png galeria.png plan.png

Cultura

076.png

Las investigaciones arqueológicas desarrolladas en el sector centro sur d e la costa y la región austral del Ecuador coinciden en la existencia de una serie de culturas diversas que poblaron el territorio que hoy es el cantón La Troncal ; pudiendo afirmarse de acuerdo a los vestigios arqueológicos encontrados

que en este sector t ropical y parte subtropical de la provincia del Cañar hubo la presencia de pueblos y culturas que se desplazaban libremente por tierra, ríos o por mar ya sea de manera intencional o forzada, intercambiando elementos de su cultura con otras culturas a donde llegaban. Dentro de los períodos de la prehistoria del país están:

- Período Pre cerámico: 10000 a.C. – 3500 a.C.

- Período Formativo: 3500 a.C. – 300 a.C.

- Período de Desarrollo Regional: 300 a.C. – 800 a.C.

- Período de Integración: 800 d.C. – 1535 d.C.

En lo referente a las culturas desarrolladas en este sector centro sur del país está la Chorrera que se desarrolló en el Período Formativo entre los años 1300 a.C. – 300 a.C. siendo una de las más importantes que existió y su presencia se extendió entre los territorios que hoy comprenden las provincias de Guayas, Manabí, Los Ríos y Azuay destacándose por sus creaciones auténticas.

Dentro de este mismo período se desarrollaron también las culturas Monjashuaico y Narrío Temprano que se desarrollaron en los territorios de Cañar y Azuay siendo como una continuación de la cultura Chorrera. Siendo en este período en el que el hombre se convirtió en agro – alfarero, cultivando plantas como el maíz, yuca, maní, melloco, zapallo, etc.

Luego en el período de Desarrollo Regional se destacan las culturas Narrío Temprano y Huancarcucho de las que se ha encontrado figurillas humanas hechas en moldes, compoteras, llamas y trípodes pintadas en rojo y blanco. Caracterizándose también por el uso de tupus (objetos metálicos usados para sujetarse los vestidos).

Finalmente en el Período de Integración, los pueblos indígenas se fueron articulando en unidades sociopolíticas mayores que integraron vastos territorios, bajo una organización social jerarquizada, apareciendo de a poco centros urbanos numerosos en donde el principal personaje era el cacique que ostentaba un poder hereditario. En la agricultura tenían como sustento principal el cultivo de maíz y la papa desarrolladas en las zonas altas y los productos como la coca, el algodón, yuca, achiras y otras raíces comestibles se desarrollaron en las tierras bajas de la cordillera andina.

En este período final de la prehistoria de nuestro país destacaron en el territorio perteneciente a la provincia del Cañar, la Cultura Cashaloma que es herencia de la cultura Cañari ubicada en la parte andina y la cultura Milagro Quevedo ubicada en el litoral y cuencas bajas de los ríos Cañar y Bulubulu. Es entonces esta última la que pertenece al territorio en donde actualmente se localiza el cantón La Troncal, siendo conocida como cultura de Las Tolas por la gran cantidad de Tolas existentes en este sector.

En la cultura Milagro Quevedo los hombres aprendieron a pulir piedras y rocas para la caza y el trabajo, supieron moldear el barro, elaborar piezas, vasijas y figuras antropomorfas y elaborar utensilios para el trabajo, por lo que la presencia del hombre aborigen del cantón La Troncal podría venir de unos 2000 años atrás aproximadamente.

Inventario del Patrimonio Tangible e Intangible.

En toda la parroquia se han encontrado vestigios arqueológicos que han sido levantados por el INPC –Instituto Nacional de Patrimonio Cultural - en el año 2009, registrando 37 sitios arqueológicos con objetos pertenecientes a la cultura Milagro Quevedo, entre los objetos encontrados están figuras antropomorfas que son representaciones de esculturas humanas y zoomorfas que son representaciones de animales. Estos objetos se encuentran expresados en fragmentos cerámicos, hachas de piedra y metal, y huesos. La mayoría de los vestigios arqueológicos que han sido registrados están destruidos por factores ambientales y por la actividad agrícola o minera en la zona, haciendo vulnerable la desaparición y destrucción de la evidencia cultural, lo que debería ser aprovechado para fortalecer la identidad local y fomentar el turismo de la parroquia y el cantón.

077.png

Bienes Inmuebles

Dentro del inventario realizado por el INPC con respecto a los bienes inmuebles se tiene que para la parroquia Manuel de J. Calle existen dos viviendas inventariadas que representan un potencial patrimonial para la parroquia, cuyas características son propias de las edificaciones de la región costa siendo la madera el material básico en la conformación de sus paredes y en la mayoría de sus elementos constructivos y acabados. Las edificaciones que se muestran a continuación datan de la época del siglo XX sin embargo presentan un gran valor patrimonial relacionado únicamente con su sistema constructivo y su materialidad ya que no presentan elementos relevantes patrimoniales como murales, elementos de fachada o distribución espacial que puedan ser considerados como relevantes.

078.png

0094573
94573